Reciclaje y su importancia

Actualmente las cifras de contaminación son alarmantes para nuestro país. Si no tuviéramos algún sistema de reciclaje los desperdicios acumulados en el planeta serían de tal magnitud que las ciudades se convertirían en un gran vertedero.

Hemos de tener muy presentes las tres ‘R’ y aplicarlas a nuestros hábitos de vida. reducir, reutilizar y reciclar son los fundamentos y, a partir de ahí, sólo cabe esperar y confiar en que el resto de proceso funciona como es debido.

Para reducir, lo principal es elegir los productos que tengan menos envoltorios y, a poder ser, aquellos que empleen materiales reciclables, y, por supuesto, tratar de producir la menor cantidad de residuos que nos sea posible.

En cuanto a la reutilización, cuantos más objetos puedan ser usados más de una vez con el fin con el que se crearon, menos basura produciremos y, por tanto, menos recursos tendremos que emplear para reciclarla. Es imprescindible que separemos los distintos tipos de residuos en los correspondientes contenedores para que se pueda llevar a cabo un correcto proceso de reciclaje.

La importancia de hacerlo es que nos puede ayudar a resolver muchos de los problemas creados por la forma de vida moderna.

Se pueden salvar grandes cantidades de recursos naturales no renovables cuando en los procesos de producción se utilizan materiales reciclados.

La cuestión del reciclaje puede entenderse de muchas maneras. Para algunos es su pequeño granito de arena para no deteriorar más el medio ambiente. Otros reciclan con un enfoque estético o simplemente porque está de moda. En muchos centros educativos se promueve la reutilización de ciertos materiales para educar a los niños.

El reciclaje está directamente ligado con la ecología y con el concepto de sustentabilidad que supone que el ser humano debe poder aprovechar los recursos que el planeta y la naturaleza le brindan, pero sin abusar de ellos y sin generar daños significativos al ambiente natural.

En cuanto a los beneficios financieros y económicos del reciclaje, puede decirse que el costo de la energía, que en la actualidad es tan alto, se reduciría fuertemente. Además, el reciclaje de papel también reduce el gasto de agua y aceite. En cuanto al reciclaje de productos de consumo hogareño y de oficina, como puede ser el del cartucho de la impresora, el reciclaje reduce el costo en casi la mitad en comparación con la compra de cartuchos nuevos.